Almarza, Pinillos y Nieva: primera toma de contacto y reuniones fructíferas

Otra semana intensa para dar a conocer el proyecto “Trabajo y emprendo en Cameros”.  Una vez más tomé la N-111 pero en esta ocasión cogí el puente que supera el Iregua para llegar a uno de los pueblos más altos del Camero Nuevo, Almarza. En su ayuntamiento me entrevisté con Arancha, la auxiliar administrativa. Le dejé el cartel con el calendario de atenciones de noviembre y unas tarjetas. Así que si eres vecino de este pueblo y estás interesado, ya sabes dónde obtener más información sobre nuestros servicios.

En la LR-245 pero carretera abajo se encuentra Pinillos. Allí me recibió el alcalde, José Luis Merino Aldea. Su trato cercano y su disposición al progreso se reflejan en un pueblo muy cuidado. Como en Almarza, cuenta que no tienen necesidades de empleo: son pocos habitantes y ocupados. No obstante, también le entregué tarjetas.

Mi camino sigió en Nieva. Allí mantuve un encuentro con otra nueva usuaria, una emprendedora con la que he empezado a estudiar cómo desarrollar su proyecto empresarial.

Otro de los objetivos de “Trabajo y emprendo en Cameros” es promover un entorno proclive al empleo a través del fortalecimiento de las empresas existentes. De este modo, podríamos incrementar la necesidad de mano de obra y que ello redunde en beneficio de todo el valle. Para hacer esto posible me interesa conocer las impresiones de los empresarios de la zona. En Nieva, me reuní con uno de ellos, un hostelero que me contó la realidad de su negocio y con el que reflexionamos sobre cómo ayudarle a hacerlo más competitivo.

En el ayuntamiento me recibieron José Carlos y Marta, alcalde y auxiliar administrativa, respectivamente. El regidor, muy implicado en su pueblo e interesado en promover nuevas actividades económicas, me puso al día de una de los principales obstáculos: vivir en la sierra no es para todo el mundo. Según cuenta, los proyectos empresariales de gente nueva en el pueblo se fueron al traste porque no asimilaban el estilo de vida. Desde el punto de vista positivo, me aportó la idea de realizar una charla con las cuatro personas que tiene empleadas el ayuntamiento y cuyo contrato termina a principios de diciembre. Quedamos para la tarde del martes 24 de noviembre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies